Si no seguía Lovrincevich, la primera alternativa de Central Norte era la contratación de Víctor Riggio, el técnico que más seducía a la dirigencia y que el año pasado consiguió el ascenso a la B Nacional con Central Córdoba de Santiago del Estero.
Desde que comenzó a ponerse en duda la continuidad de Lovrincevich, en la quinta fecha, la dirigencia ya habría mantenido algunas negociaciones con el Tano; pero él mismo habría sido el que los había incentivado a que el Ruso siguiera durante algunas fechas más.
Ahora bien, en las próximas horas, los directivos del cuervo se reunirán con el Tano para volver a negociar; por sobre todo aspectos de logística. Es sabido que a Riggio le gusta que sus equipos concentren todos los partidos y que los lugares de entrenamientos sean óptimos; actualmente el cuervo solo concentra cuando juega afuera y alterna sus prácticas entre la cancha del Hotel de la Liga y la cancha del club.
Por la noche habrá definiciones si finalmente el Tano toma el mando de Central Norte o no.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia