Los 3650 metros de altura y el sinuoso camino por los alrededores del salar de Uyuni fueron más complicados de lo que se esperaba y las estadísticas no dejan mentir: al menos hay cuatro fracturados y afuera de la competencia; Marco Reineke, Rubén Faría (ambos en motos), Ignacio Casale y Enrique Umbert, en cuatriciclos, son out y no seguirán.

Pese a que los argentinos siguen en carrera tampoco fue una gran jornada en la localidad boliviana, especialmente para el Honda Racing South America Rally Team, porque Javier Pizzolito hizo una mala maniobra, se cayó y quedó tres minutos y medio inconsciente hasta que sus colegas lo ayudaron, mientras que al salteño Kevin Benavides se le rompió parte del frente cuando iba segundo y terminó decimosexto. Ese puesto lo dejó séptimo en la general y el representante de nuestra provincia no perdió tiempo y apenas arribó al campamento militar, se fue a descansar.

En diáogo con El Tribuno, su equipo comentó que pese a la complicación que tuvo el salteño, su moto ya está perfectamente para la séptima etapa entre Uyuni y Salta, justamente el día de su cumpleaños.

Por último, mientras el resto de los competidores sigue arribando al vivac boliviano, muchos pasan directamente a la sala de enfermería y se duda que continúen en carrera, ya que todavía queda la mitad del Dakar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia