Diez días pasaron de la dolorosa derrota que sufrió Carlos "Potro" Abregú frente al misionero Juan Carlos Pedrozo y ese fue el tiempo que se tomó la Federación Argentina de Boxeo (FAB) para analizar que sanciones le cabrían a ambos púgiles. Finalmente la entidad suspendió este martes al púgil por tres meses, que le pidió no pelear ante Pedrozo; también fue sancionada la Comisión Municipal de Boxeo salteña por un tiempo a determinar por el Tribunal de Disciplina de la FAB.
La entidad, a través de dos comunicados, alertó días antes que no había equivalencia entre los púgiles en la pelea desarrollada el pasado 24 de septiembre en el Complejo Nicolás Vitale y que no se hacía responsable por lo que podía suceder; también expresó que los boxeadores podrían ser sancionados en caso de que el combate se realice.
La pelea se realizó y finalizó con el sorpresivo triunfo del misiones Pedrozo, principal apuntado por la FAB ya que venía de dos suspensiones por perder en tres ocasiones por nocaut en un año en dos oportunidades. La FAB también cuestionaba que las primeras peleas profesionales de Pedrozo fueron ante rivales no federados.
A pesar de que la FAB anunció que ambos púgiles iban a ser sancionados solo suspendió a Abregú y no a Pedrozo.
El Potro no podrá volver al cuadrilátero hasta el 23 de diciembre del corriente año y deberá presentar estudios especiales que consisten en análisis de sangre, orina completa, electrocardiograma, electroencefalograma, ergometría y tomografía computarizada de cerebro simple.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia