En par de semanas del histórico duelo entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao todos tienen en claro que Money es el favorito. Pero, ¿es realmente imbatible? Con un impecable récord de 47 triunfos en idéntica cantidad de peleas así luce, invencible. Aunque alguna vez perdió.

Serafim Todorov es un búlgaro que tiene 45 años y vive en la ciudad de Pazardzhik. En los últimos años tuvo dos trabajos. Uno como repositor en un supermercado y otro como empleado en una fábrica de salchichas. Actualmente vive con un seguro de desempleo, que le aporta unos 435 dólares por mes. Pero el dato que lo hace realmente especial es que se trata del último hombre que logró vencer arriba de un ring a Mayweather, el mejor del mundo, que según calcula la revista Forbes tiene una fortuna de unos 440 millones de dólares. Eso sin contar los más de 200 millones que se supone ingresarán en concepto de bolsa y ganancias del pay per view por la pelea con Pacquiao.

Mayweather tenía 19 años y era un tipo muy sencillo... hasta sumiso te diría. Nada que ver con lo que vemos ahora. Haber compartido podio con él es algo importante (Chacón)
Las vidas de Floyd y Todorov tomaron caminos muy distintos, pero estuvieron juntos el 2 de agosto de 1996, en Atlanta, cuando se realizaron las semifinales de la categoría pluma en los Juegos Olímpicos (57 kilos). Mayweather, con apenas 19 años, se enfrentaba a un experimentado Todorov, que por entonces tenía 27. Fue un ajustado 10-9 para el búlgaro. En aquel entonces el fallo se calculaba por los golpes directos conectados, que se otorgaban por un pulsador electrónico. Para que un golpe contara, debían tener concordancia en menos de un segundo en tres de los cinco árbitros que observaban los combates. Fue una enorme decepción para Mayweather, que se tuvo que conformar con la medalla de bronce (las ganan los dos perdedores de semifinales).

El repaso de los inicios de la carrera de grandes deportistas suelen arrojar situaciones llamativas. Pero más sorprendente es volver a desandar el tiempo y encontrarse con las personas que en algún momento supieron estar a la par de un gran campeón.

Porque en la otra semifinal del peso pluma en Atlanta 96, el argentino Pablo Chacón perdió con el tailandés Somluck Kamsing, que finalmente se consagraría campeón.

'Mayweather tenía 19 años y era un tipo muy sencillo... hasta sumiso te diría. Nada que ver con lo que vemos ahora. Haber compartido podio con él es algo importante', recuerda Pablo Chacón, que con su 1,63m fue el más bajo de los ocupantes de aquel podio en el que todos estaban por encima de 1,70m. Por eso nunca fue más allá de la categoría super pluma (también fue campeón del mundo pluma -hasta 57 kilos- de la OMB). Mientras que Mayweather ahora combate en welter (66 kilos).

Pero sin duda la historia más llamativa es la de Todorov. En una nota que The New York Times publicó la semana pasada, el búlgaro, que vive con su mujer y dos hijos, contó que ante la falta de ofertas laborales fue contactado por gente vinculada con el narcotráfico y de otros sectores de la mafia de su ciudad para trabajar como matón, algo que descartó.

Todorov respetó su campaña como amateur todo lo que pudo. Contó que un par de empresarios los abordaron a él y a Mayweather tras aquella semifinal en 1996, mientras esperaban su turno para el control antidoping, para convencerlos de pasarse al mundo profesional. Incluso, un empresario lo tentó con un millón de dólares para representar a Turquía en el Mundial de boxeo amateur de 1997.

'A mí también me vinieron a buscar -cuenta Chacón, que cumplirá 40 años el mes que viene-. Me hablaban en inglés, así que mucho no les entendí, pero recuerdo que me dieron sus tarjetas para que los llame. Igual, yo estaba muy respaldado por la gente del Comité Olímpico Argentino y como esas cosas están prohibidas en los Juegos no los volví a ver'.

De todos modos, no tardó mucho Chacón en saltar al profesionalismo. Apenas dos meses después hizo su primer combate profesional en Las Heras, Mendoza, justamente donde en la actualidad tiene su propio gimnasio y conduce a boxeadores como el campeón latino Horacio Centeno y los ex campeones mundiales Jonathan Barros y Betiana Viñas.


Hay más curiosidades de ese torneo en el que se produjo la última caída de Mayweather. La medalla de oro terminó siendo el tailandés Somluck Kamsing, que se impuso a Todorov. 'Me acuerdo de que el búlgaro el día de la premiación estaba tan enojado por haber perdido que apenas terminó la ceremonia, cuando se estaba bajando de la tarima se sacó la medalla de plata y la revoleó a la tribuna. Está loco, yo la de bronce la tengo como una de las cosas más importantes de mi vida. Está guardada. Ni siquiera la tengo colgada en casa'.

Kamsing, con 43 años, practica hoy Muay Thai, el boxeo tailandés (reglas similares, pero también se puede dar patadas). Se retiró del boxeo convencional en 2004 e ingresó en esta variante que lo hace una figura popular en su país. Primero compitió en una serie promocional que reunía a distintas leyendas de Tailandia, luego profesionalmente. Hoy tiene más de 300 peleas, con 291 victorias.

Distintas historias de un torneo que empezó como cualquier otro en Atlanta, pero terminó siendo muy especial. Un recuerdo más. ¿Qué hacía Manny Pacquiao en agosto de 1996? Él nunca fue olímpico. Con apenas 17 años ya sumaba 16 combates profesionales en Filipinas. Ahora se espera que sea el hombre que logre lo que parece imposible: vencer a Mayweather después de 19 años..

Fuente Canchallena -Juan Manuel Trenado

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia