En dos años de gestión y con la posibilidad de estirar su mandato en Juventud, en caso de que decida presentarse para ser reelegido en la asamblea que dijo que se celebrará en diciembre, Pepe Muratore aspira a lograr el objetivo de ascender de categoría.
"Se fueron Talleres, se fue San Martín, los que hacían sombra. El torneo que viene tiene que ser para Juventud", manifestó, para luego sostener de Gimnasia y Tiro lo siguiente: "Gimnasia siempre va a ser un buen rival. Yo ruego que Salta tenga un representante en la B Nacional. Si no es Juventud que sea Gimnasia. Lo digo sin ningún problema porque sería necio de mi parte rogar que se caiga Gimnasia, si no está Juventud".
Muratore, con la idea de llegar a la B Nacional, también se ilusionó con una posible invitación. "El gerente de Juventud por ocho días va a estar en Buenos Aires para que Juventud tenga presencia en la AFA, porque se están decidiendo cosas fundamentales para el fútbol en Argentina y que beneficiarían a Salta. Yo desgraciadamente por mi trabajo, que es lo del mercado, no puedo ausentarme, aunque soy miembro del Consejo Federal. Son momentos raros que está viviendo el fútbol argentino y ante versiones de la creación de una superliga B, hay que estar atentos", sostuvo el dirigente santo.
"Veo que todos los cambios son buenos y más aún por lo convulsionado que está el fútbol en este país. Se habla de una comisión normalizadora, con muchos integrantes y con gente del interior del ascenso", dijo.
"Yo siempre voy a pelear pensando en el fútbol del interior. No podés tener tanta desigualdad y que un club reciba 70.000 pesos, de los cuales llegan 32.000 pesos, con montos superiores a lo que se deposita en la B nacional", explicó Muratore.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia