En el marco del cierre de la World Rugby Conference que se desarrolló el lunes pasado en Londres, la entidad madre del rugby mundial presentó su nuevo programa de cambio de marca, y pasó oficialmente a llamarse World Rugby.
En el corazón de la marca hay un posicionamiento distinto, expresado visualmente a través de un logo más moderno y progresista que encarna la misión de World Rugby para hacer crecer el juego en todo el mundo, manteniendo un vínculo con el patrimonio de la organización a través de su combinación de colores azul y verde.
La flamante identidad ya aparece en todas las plataformas relacionadas a la entidad, incluyendo su web (worldrugby.org) y Twitter (@worldrugby), y también aparecerá en la indumentaria de los referees involucrados en los partidos que se disputarán este fin de semana como parte de la ventana de noviembre. El Presidente de World Rugby Bernard Lapasset dijo: "El rugby ha crecido mucho en los últimos cuatro años, alcanzando una participación global de 6,6 millones de jugadores, impulsado por el éxito comercial del Mundial de Rugby, las estrategias de desarrollo de World Rugby y sus inversiones récord, la fortaleza de las Uniones y el regreso del rugby al Programa Olímpico".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia