La tenista italiana Roberta Vinci, número 43 del mundo, dio hoy la gran sorpresa del Abierto de Estados Unidos al eliminar en la semifinal a la gran favorita del último torneo de Grand Slam de la temporada, la local y primera cabeza de serie, Serena Williams, a la que venció por 2-6, 6-4 y 6-4.
El triunfo de Vinci, primero que consigue ante Serena en los cinco enfrentamientos que han tenido como profesionales, le permite
disputar su primera final individual de un Grand Slam, y lo hará contra su compatriota Flavia Pennetta, la número 26 del mundo, que
en la primera semifinal ganó por 6-1 y 6-3 a la rumana Simona Halep, la segunda favorita.
El duelo entre Vinci y Pennetta será el décimo que disputen, con ventaja para la segunda por 5-4 y ambas harán historia al ser las
primera tenistas italianas que disputen la gran final del Abierto de Estados Unidos y también de un Grand Slam.
El partido entre Vinci y Serena, que duró dos horas y media, dejó a la tenista italiana con 19 golpes ganadores por 20 errores no
forzados, comparados con los 50 y 40, respectivamente, de la número uno del mundo que fue su peor enemiga.
Ambas se hicieron cuatro quiebres de saque, mientras que Serena colocó 16 aces, pero sólo dos en el tercer set, por uno de Vinci, la nueva y sorpresiva finalista del Abierto, que impidió a la tenista estadounidense luchar por el ciclo completo en el Grand Slam en la misma temporada después que había ganado los títulos del Abierto de Australia, de Roland Garros y de Wimbledon.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia