El Gimnasio Metropolitano de Tokio, Japón, fue escenario hoy de lo que nadie imaginaba: la estrepitosa derrota del boxeador argentino Omar Narváez ante el local Naoya Inoue, quien a sus 21 años se quedó con la corona mundial supermosca de la OMB que había sido exitosamente defendida por el chubutense en 12 oportunidades. Hoy sin embargo, sufrió la que fue acaso la derrota más contundente de su carrera con un KO en el 2º round luego de cuatro caídas, dos por segmento.
El Huracán Narváez, de 39 años, perdió además la posibilidad de igualar la marca de 31 defensas exitosas mundialistas que posee el célebre mexicano Julio César Chávez, de la que estaba a dos triunfos.

Embed

El argentino también ostentó el cinturón mosca de la OMB, categoría en la cual realizó 16 defensas para luego pasar a la división inmediata superior (supermosca) donde reina desde el 10 de mayo de 2010, cuando en el Luna Park derrotó en una decisión unánime en 12 vueltas al nicaragüüense Everth Briceño.

Embed

El sorprendente Inoue se presentó ante Narváez con un antecedente de sólo siete peleas como rentado, con igual cantidad de triunfos (con seis nocauts), fue campeón mundial minimosca del CMB (dos categorÍas menor), título que dejó vacante recientemente para enfrentar al argentino. Inoue obtuvo el título minimosca CMB tras derrotar por nocaut técnico en seis vueltas al mexicano Adrián Hernández en Tokio, el 6 de abril pasado, tras propinarle una paliza. Además, defendió el título en una oportunidad: fue el 5 de septiembre en Tokio cuando superó también por nocaut técnico en 11 vueltas al tailandés Samartlek Kokietgym, tras derribarlo en el cuarto y sexto capítulo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia