El juez federal Claudio Bonadío rechazó hoy excarcelar a los empresarios Hugo y Mariano Jinkis pero les concedió la prisión domiciliaria, en el marco de la causa por corrupción en la FIFA.
El magistrado tomó esa decisión luego de que el fiscal federal Eduardo Taiano no se opuso a la concesión de algún beneficio, aunque había pedido que les fijaran una "fuerte caución real".
Según fuentes judiciales, el juez rechazó excarcelar a los empresarios que estuvieron prófugos de la Justicia pero sí acepto que cumplan arresto en domicilios a designar.
Hugo Jinkis había pedido ese beneficio por su edad avanzada y estado de salud, mientras que su hijo Mariano intentó ser excarcelado. Pero el juez dispuso el arresto domiciliario para los dos mientras se tramita su juicio de extradición a Estados Unidos.
Hugo y Mariano Jinkis fueron, junto al ex presidente de Torneos y Competencias Alejandro Burzaco -ya detenido en Italia-, los empresarios argentinos acusados por la justicia de Estados Unidos en el escándalo de la FIFA, una causa por corrupción de gran trascendencia internacional en la que también quedaron implicados dirigentes de la máxima entidad del fútbol mundial.
Los empresarios están acusados por la justicia de Estados Unidos de integrar una asociación ilícita que pagó coimas para obtener los contratos de televisación de grandes eventos deportivos.
Además de eso, la justicia norteamericana acusó a los catorce imputados en la causa de lavar dinero de las coimas a miembros de la FIFA en bancos de ese país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia