El tramo brasileño del relevo de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se puso en marcha cuando la voleibolista Fabiana Claudino corrió el primer tramo después que la antorcha fue encendida por la presidenta Dilma Rousseff.
Embed
''Brasil está listo para organizar los Juegos Olímpicos más exitosos de la historia'', declaró Rousseff, quien enfrenta un juicio político.
La llama olímpica llegó en una lámpara en un vuelo desde Suiza unas horas antes y fue llevada al palacio presidencial.
En el relevo de tres meses alrededor de Brasil, que culminará con la ceremonia inaugural el 5 de agosto en el estadio Maracaná de Río, participarán 12.000 portadores por 329 ciudades. Los organizadores brasileños esperan que ayude a entusiasmar a la población con los Juegos, justo cuando la ciudadanía está descontenta por la peor recesión en décadas y escándalos de corrupción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia