El Flaco no puede en las finales. El año pasado se perdió la del Mundial de Brasil (se recuperaba de una lesión y el Real Madrid presionó para que no juegue) y ahora no pudo jugar ni media hora en Chile.
Di María pidió el cambio luego de una corrida entre varios rivales y había tenido una chance clara con un remate por encima del travesaño.
Sentado en el campo de juego pidió que lo reemplacen y el Tata mandó a Lavezzi en su lugar.
Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia