Un milagro concedido por San Silvestre, santo patrono del barrio Buen Retiro en Rosario de Lerma, y una promesa cumplida por Yolanda Castillo en 1990, dieron nacimiento a una de las maratones más relevantes de la provincia y que cuenta con la particularidad de realizarse el último día del año.
Hoy, a partir de las 9, cerca de 800 corredores se pondrán en la línea de largada ubicada en la gruta de San Silvestre para participar de la 26ª edición de esta tradicional carrera que ha ido haciéndose más grande con el pasar de los años.
El tiempo le fue dando a la carrera diferentes matices, dejó de ser una competencia rosarina para comenzar a contar con maratonistas de todo el Valle de Lerma. Luego recibió a participantes de toda la provincia y también de Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. El renombre de la San Silvestre cruzó los límites del país y desde hace un par de temporadas recibe a atletas de Uruguay, entre ellos a Andrés Zamora quien ganó la clasificación general de varones en las dos últimas ediciones.
Serán diversas las categorías que tomarán parte de la competencia, contemplando todas las franjas etarias en varones y mujeres, además de una categoría especial para los deportistas con capacidades diferentes.
En avezados se tiene en cuenta a los juveniles, mayores A y B, veteranos A, B y C; damas A, B, C, D y E.
En promocionales va a haber juveniles, varones A, B, C, D, E y F. También habrá competencias para las categorías microbios, infantiles y preadolescentes.
Los atletas avezados recorrerán un circuito complejo de una extensión de 15 kilómetros, mientras los que se inscribieron en las categorías promocionales competirán dentro de un trazado de 7 kilómetros.
Cabe mencionar también la presencia de Miguel Lescano en la categoría especial, quien buscará terminar el año de la mejor manera posible alcanzando el podio y dándose el gusto de correr junto a sus pupilos en esta competencia clásica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia