Antonella Roccuzzo, la esposa del futbolista Lionel Messi, fue internada este martes en el Hospital Español de Rosario con un cuadro de infección urinaria que "no compromete su embarazo" de 27 semanas, informó esta tarde el director médico del sanatorio.
La joven ingresó al centro de salud esta mañana a las 8 con "contracciones uterinas" y tras ser medicada con antibióticos permanecerá internada hasta mañana, añadió.
Fuentes del centro asistencial dijeron a Télam que Messi llegó alrededor de las 15 y permanecía acompañando a su mujer.
El director médico del Hospital Español, José Gentilini, confirmó esta tarde que la joven "ingresó durante la mañana de hoy con un cuadro de contracciones uterinas", por lo que se le realizaron análisis vinculados a ese problema que "no compromete el embarazo".
Durante una rueda de prensa en la que leyó un parte médico, Gentilini dijo que Antonella "se encuentra en tratamiento con útero-inhibidores y respuesta favorable" y agregó que "tanto la paciente como el embarazo no revisten riesgo".
Roccuzzo se encuentra internada en la sala de obstetricia del Hospital Español de Rosario, acompañada por su familia.
Allí, el director del nosocomio adelantó a la prensa que el tiempo que permanezca internada la esposa del jugador del Barcelona "va a depender de su evolución".
La información se conoció en las primeras horas de la tarde, luego de que un fuerte operativo de seguridad alterara la habitual tranquilidad del barrio Hospitales de Rosario, donde se encuentra el centro asistencial.
Messi, su esposa y su hijo Thiago están en la casa familiar de Rosario pasando unos días de vacaciones luego de que el capitán argentino participara hasta el pasado fin de semana en la Copa América disputada en Chile.
Por último, Gentilini adelantó que "mañana a las 10.30 habrá un nuevo parte", y reiteró que Roccuzzo "está bien, está tratada y el embarazo no corre riesgo, por lo que hay mucha tranquilidad".

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    

    Comentá esta noticia