La última vez que se revisaron los récords financieros que una función de boxeo había logrado, en todos figuraba el nombre de Floyd Mayweather, pero lo que está a punto de hacer el estadounidense es simplemente increíble y de un tinte histórico sensacional, claro, ayudado por Manny Pacquiao.
Floyd ostenta los récords de pague por ver (PPV) en todas sus modalidades, principalmente los de casas vendidas, el cual logró en 2007 con Oscar de la Hoya vendiendo 2.4 millones de dólares, y el de dinero recaudado por un pague por ver, lo cual generó en septiembre de 2013 un monto de 150 millones de dólares.
De acuerdo a lo dicho por el promotor Bob Arum, a quien casualmente Mayweather Promotions ha tratado de hacer a un lado, no solo en el contrato sino en cualquier aspecto que tenga que ver con la promoción del megacombate negociado desde hace más de cinco años, este combate apunta a doblegar cualquier récord que haya hasta ahora.
En su presupuesto inicial, Arum cree que la pelea entre Mayweather y Pacquiao venderá cuando menos 3 millones de casas, que a un precio mínimo de 89.95 dólares, costo de la señal en Standard Definition, daría una ganancia de 269 millones 850 mil dólares, aunque hay una opción para ver la pelea en High Definition por 10 dólares más, y ello arrojaría una cantidad de 299 millones 850 mil dólares, es decir, casi el doble de la marca actual.
Pero, el propio promotor ha estimado que este combate podría llegar a las 4 millones de casas, por el simple hecho de que no ha habido otro evento boxístico más importante en los últimos 15 años y porque la parafernalia que rodea a Floyd y el amor que hay siempre por Pacquiao, han hecho que este combate sea atractivo para todo el mundo, no solo para los que son fanáticos al deporte de las narices chatas.
De confirmarse cualquier número superior a los tres millones, ello resultará en una auténtica fortuna y dará la razón a Floyd Mayweather al haber aceptado este combate cinco años después de que mucha gente lo estaba pidiendo.
Las características que este combate tiene lograrán el próximo sábado que Floyd y Manny paralicen el mundo, justo como lo hacen la final de la Champions League europea o la final del Mundial de fútbol.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia