La adecuada preparación física que muestra el plantel de Juventud Antoniana es la otra pata de la mesa, en la cual se afirma la excelente campaña. Ese respaldo en el orden físico cuenta con un responsable directo: el profe Gabriel Bistolfi, quien llegó de la mano del técnico Alberto Pascutti el 5 de enero pasado, junto a Raúl Amarilla, quien también se puso en funciones a principio de año, como ayudante de campo.
Gabriel Bistolfi, durante estos seis meses edificó un trabajo de base que se destaca junto a este buen andar del equipo antoniano. Habló con El Tribuno en relación con la función especifica en su tarea
A esta altura del torneo y con algunas lesiones y el hecho de "limpiar" de amarillas, ¿cómo se encuentra el plantel?
Por suerte vamos bien. Queda jugar esta fase todavía y estamos con mucho cuidado y, con respecto a lo que me decís, también está que los jugadores quieren jugar. Entonces, es difícil hacer mucha rotación, pero teniendo en cuenta a aquel que presente alguna molestia se va a priorizar el cuidado, pensando en lo que viene.
El doctor Pisani habló mucho de la nutrición y sobre la concentración, que resulta favorable, ¿qué opinás?
Todo suma. Nosotros hacemos mucho hincapié en el aspecto de nutrición. A las dietas las hago siempre avaladas por un nutricionista. Hay un plan alimentario que se utilizó en la pretemporada. Y es más, los profes estamos muy cerca del jugador para cualquier consulta y a lo que le llamamos el "entrenamiento invisible", cuando se va del club, tratamos siempre de fomentar que sigan lo que se hace en las concentraciones
¿La adaptación ahora tiene que ver con otro tipo de torne o no?
Y esto es medio como se presentaba varios años atrás; más bien cuando jugaba Alberto (Pascutti), quien me comentó que se hacia pretemporada de 2 o 3 meses y después se jugaba ocho meses seguido. Este torneo se ideó algo así para los de esta categoría, porque en Primera se cortó e igual hicieron pretemporadas raras, que son de ajustar conceptos tácticos, acompañado de lo físico y más que en cantidad que son las pretemporadas en serio.
¿A las exigencias cómo responde el grupo?
Por suerte los chicos responden. Eso es lo bueno que lo toman con mucha seriedad. Este un grupo muy alegre y tiene que ver con la calidad de los jugadores que conforma el grupo, porque puede haber jugadores muy bueno en un equipo, a veces, pero todo se basa en que sea un equipo. Y al momento de trabajar se ve la responsabilidad que le imprimen en cada jornada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia