Popeye sigue cosechando lo que sembró en el 2015 y ayer se alzó con un nuevo título de la Liga Salteña de Béisbol al ganarle la final del Torneo de Honor a su clásico rival, Los Cachorros.
Luego de festejar Navidad y la llegada de un nuevo año, los integrantes del equipo B de los espinacas supieron cómo hacerle partido al tricolor en su cancha, donde finalmente lo derrotó por 10 a 6 para coronarse campeón de la categoría promocional.
La gran experiencia de los jugadores popeyanos se impuso a la juventud del equipo que presentó Cachorros, que a pesar de la derrota demostraron estar a la altura de las circunstancias y jugaron su mejor béisbol.
De esta manera, Popeye Béisbol Club sumó un nuevo título a sus vitrinas que se suma al conseguido en diciembre pasado en la primera categoría, cuando el equipo popeyano Negro venció a su par Bordó con un ajustado marcador de 10 a 8.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia