Lionel Messi fue uno de los cinco jugadores del Barcelona escogidos por la Agencia Española de Protección de la Salud por el Deporte (AETSAD), órgano del Consejo Superior de Deportes, para someterse a un control antidopaje.
Hasta ahí todo normal, pero al argentino no le sentó bien que fuese el único al que le obligaran a tomar muestras de sangre y orina. "Día de doping. De los cinco elegidos, fui el único que hice control de orina y sangre. Raro no...", escribió el crack del Barcelona en su perfil de Instagram.
Además del argentino, también fueron elegidos por el AETSAD, que realiza controles a cargo de la UEFA, sus compañeros Andrés Iniesta, Ivan Rakitic, Claudio Bravo y Jordi Alba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia