El maratón San Silvestre, que se realiza todos los 31 de diciembre en Rosario de Lerma, nació como cumplimiento de una promesa de Yolanda Castillo tras una bendición recibida por el patrono del barrio Buen Retiro. Su salud no era buena y para alivianar su carga recurrió al santo, que cumplió con su papel al punto de recuperar la plenitud física.
Yolanda no lo dudó y junto a un grupo de amigos organizó esta carrera para cumplir su promesa. Así, en 1990, se corrió la primera edición que contó con 30 corredores.
El tiempo le fue dando a la competencia diferentes matices; dejó de ser una competencia rosarina para comenzar a contar con maratonistas de todo el Valle de Lerma. Luego recibió a participantes de toda la provincia y también de Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. El renombre de la San Silvestre cruzó los límites del país y desde hace un par de temporadas recibe a atletas de Uruguay. Uno de ellos, Andrés Zamora, ganó la clasificación general de varones en las dos últimas ediciones.
Para la 26ª edición se espera a más de 800 corredores que estarán divididos en 24 categorías. Entre tantos, Jorge "Chamiza" López correrá con el apoyo de los suyos, más de 30.000 rosarinos que hacen una pausa en los preparativos de la cena de fin de año para ver la competencia.
Jorge corre desde los 14 años y arrancó sin demasiado conocimiento sobre las técnicas necesarias para cubrir circuitos de corta y media distancia. Hoy tiene 34 años y varios triunfos en su haber que lo ubican entre los mejores corredores de nuestra provincia.
Como todo deportista amateur, Chamiza reparte su tiempo entre su trabajo de recolector de hojas de tabaco y los entrenamientos. Para afianzar la faceta deportiva cuenta con el apoyo de los entrenadores Sergio Rueda y Alejandro Murro; con ellos delineó el plan para competir el próximo jueves, en el que el objetivo será ganar la carrera o quedarse con algún lugar del podio general.
"Como rosarino conozco el recorrido y eso es una ventaja. Hay una parte del circuito que está rodeada de tabacales que suele ser la parte más complicada para muchos, por ser un ambiente más cerrado que el resto. Muchos se sienten ahogados, pero yo agacho la cabeza y le doy para adelante", contó Jorge sobre uno de los tramos más difíciles de la San Silvestre.
Jorge le contó a El Tribuno que entrena de domingo a viernes y solo descansa los sábados; habitualmente realiza recorridos de 80 kilómetros en su entrenamiento para estar a la altura de la competencia y de los rivales, que cargan con mucha más experiencia como el caso de Zamora.
La prueba San Silvestre también le hace lugar a los deportistas con capacidades diferentes. Para ellos habrá una categoría especial, premios y medallas por completar el recorrido.
La figura a vencer será el salteño Miguel Lescano, operador de radio en la Dirección de Tránsito de nuestra ciudad. No estará solo ya que correrá junto a los chicos que entrena.
Lescano se ha presentado en las mejores competencias del país, en la gran mayoría alcanzó el triunfo y en otras llegó al podio. Ahora busca cerrar la temporada con otra victoria y darle a sus dirigidos mayor experiencia.

Hay tiempo para inscribirse

Las inscripciones para competir en el maratón San Silvestre se recibirán hasta el próximo martes. En Rosario de Lerma se podrán inscribir en General Lonardi 137, de 9 a 13 y de 17 a 21, mientras que este lunes 28, de 9 a 13, se instalará un puesto en nuestra ciudad. Estará ubicado en la plazoleta IV Siglos. El costo de inscripción es de $ 150 e incluye remera exclusiva de la competencia, la numeración y el chip de control. Entre los premios figuran $17.000, trofeos, medallas y el tradicional lechón asado para disfrutar en la cena de fin año.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia