La seguridad es una materia pendiente, y más aún cuando Juventud debe dirimir los puntos en un campo de juego frente al rival de turno. Lo que pasó con los hinchas antonianos la vez pasada en Palpalá, debido a la feroz interna entre los integrantes de dos bandos, uno denominados La Leal y otros de La Número Uno, dejó una serie de interrogantes con respecto a las futuras presentaciones del equipo santo en el Federal A.
Incluso el último domingo un grupo minúsculo de hinchas visitantes que estuvieron en el estadio Bicentenario de Catamarca, en ocasión del partido contra San Lorenzo de Alem, provocaron incidentes y generaron más preocupación.
Por eso desde la Policía salteña se informó que para hoy en el Martearena regirá el derecho de admisión en forma estricta. Por lo tanto, ya se encuentran identificadas 31 personas, quienes son lo que están en falta con la Ley del Deporte y a la hora del partido deberán presentarse en diferentes jurisdicciones para cumplir con la prohibición con que cuentan para acercarse hasta el lugar donde el santo salteño le toque actuar de local.
En el primer partido que el santo jugó en Salta, con San Jorge de Tucumán, más de allá de los cánticos amenazante entre un grupo y otro no pasó a mayores. Pero ahora, con los últimos antecedentes y la obligación de pagar cada uno su entrada, porque la dirigencia declaro Día del Club, se seguirá con atención el comportamiento de los barras.
De todos modos, el interés también se concentra por el lado del Consejo Federal, para ver si los hinchas antonianos cambian de parecer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia