La Selección argentina comenzó este lunes su sueño rumbo a la Copa América, que podría significar su primer título oficial en 22 años, con 14 jugadores que se entrenaron en forma liviana en el predio de Ezeiza.
El plantel argentino tuvo varias ausencias a raíz de que algunas ligas europeas recién finalizaron la temporada este fin de semana, por lo que en Ezeiza estuvieron: Nahuel Guzmán (Tigres, México), Pablo Zabaleta, Martín Demichelis y Sergio Agüero (Manchester City, Inglaterra), Ezequiel Garay (Zenit, Rusia), Nicolás Otamendi (Valencia, España), Marcos Rojo y Angel Di María (Manchester United, Inglaterra), Milton Casco (Newell s), Fernando Gago (Boca), Ever Banega (Sevilla, España), Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi (PSG, Francia), Erik Lamela (Tottenham Hotspur, (Inglaterra).
También participó Lucas Orban, quien se quedó fuera de la lista definitiva de 23 convocados pero le pidió al Tata quedarse con el grupo hasta el fin de semana.
Por la mañana los jugadores se presentaron para realizarse los estudios médicos y físicos de rutina, y permanecerán entrenando en Ezeiza hasta el viernes, cuando viajarán a San Juan, para disputar el único amistoso previo a la Copa América, ante Bolivia el sábado a las 19.
En el turno vespertino lo primero que hicieron los futbolistas fue la entrada en calor con el preparador físico Elvio Paolorosso. Luego los futbolistas se trasladaron a una de las canchas, donde comenzaron a hacer movimientos tácticos bajo la mirada de un centenar de personas invitadas por los sponsors de la Selección.
Los futbolistas ausentes, salvo los cuatro que tomarán parte de la final de la Liga de Campeones -Javier Mascherano y Lionel Messi (Barcelona) y Roberto Pereyra y Carlos Tévez (Juventud)- el próximo sábado, tenían previsto arribar entre anoche y hoy al país. En esa lista estaban el arquero titular Sergio Romero, Mariano Andújar, Facundo Roncaglia, Lucas Biglia y Gonzalo Higuaín.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia