El plantel del seleccionado argentino de fútbol ya se encuentra alojado en Santiago de Chile a la espera del encuentro con la selección local, que tendrá lugar mañana a las 20.30 en el estadio Nacional, por la quinta fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018, con arbitraje del brasileño Heber Lopes.
La selección de Gerardo Martino arribó a las 20.15 al hotel Radisson, en la zona de La Tehesa, en la capital chilena, siendo aguardado por más de 250 aficionados impacientes por recibir el saludo de los jugadores.
El traslado desde el aeropuerto se realizó en tres micros, de los cuales el primero en arribar fue el del cuerpo técnico y personal de utilería, seguido por el de los jugadores y, cerrando la comitiva, el ómnibus con los directivos y personal de prensa y administrativo de la AFA.
Entre los aficionados se observó a 15 ataviados con la camiseta argentina, otros 10 con la del Barcelona, que en el dorsal tenían el nombre de Lionel Messi, el ídolo que apenas bajó del micro observó hacia la derecha para ofrecer un breve saludo a quienes lo esperaban y rápidamente continuó su marcha de ingreso al hotel.
Gabriel Mercado, Gonzalo Higuaín y Marcos Rojo fueron los primeros en descender del ómnibus, recibiendo los primeros saludos y aplausos de los simpatizantes, entre los que había muchos jóvenes y jovencitas, además de muchos niños con sus padres, al margen de un grupo de seis senegaleses captando un sin número de imágenes fotográficas.
En ese ingreso al hotel, la mayor ovación la recibió Messi y los otros dos fueron Javier Mascherano y Angel Di María, con la cobertura de más de 20 medios argentinos y de la prensa local.
Varios aficionados chilenos se acercaron al lugar para ver de cerca a las figuras argentinas sin ningún tipo de incidente ni hostilidad para con los argentinos, salvo que unos 20 se quedaron en la puerta del hotel, cuando los visitantes se retiraban, gritando su clásico "Chi-chi-chi- le-le-leee".
En tanto, los futbolistas albicelestes se dirigieron directamente a sus habitaciones para bajar a las 21.30 a compartir la cena, disponiéndose que tras el desayuno de mañana permanezcan en el hotel, ya que no realizarán el reconocimiento del campo de juego.
Posteriormente, a las 13 almorzarán y tras la merienda de las 17.30, Martino ofrecerá la consabida charla técnica previa al encuentro, para partir luego hacia el estadio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia