"¡Y Salta, y Salta, y Salta, Salta, Salta!". El seleccionado de la Liga Salteña festejó entre cantos y gritos su clasificación a la final del torneo Nacional de Ligas Sub-15 que se juega en Viedma.
El equipo que dirige el DT José Montaño venció a Mar del Plata por 2 a 0 en la semifinal y mañana luchará por quedarse con el título del certamen juvenil.
"Hoy nos toca disfrutar y tenemos que aprovechar, hicimos mérito, no nos regalaron nada", aseguró Montaño en diálogo con El Tribuno, desde Río Negro, orgulloso por tamaño logro.
Pero el técnico salteño aclaró: "Este mérito es de todos, principalmente de los chicos, pero también tengo un cuerpo técnico muy grande; no solamente acompañan mis asistentes, sino también cada uno de los entrenadores de los clubes, de Juventud, Central Norte, Camioneros, San Antonio y Chicoana", ponderó.
Salta, con jerarquía y autoridad, le hizo frente al partido más difícil del torneo por todo lo que estaba en juego. "Fue complicado en la parte mental porque jugábamos una semifinal, pero todos los rivales fueron duros, hoy (por ayer) fuimos justos ganadores, marcamos la diferencia cuando había que hacerlo", destacó el DT.
El combinado salteño sacó provecho a pocos minutos del inicio con un gol marcado por Luciano Giménez. El gol tempranero "te da una tranquilidad para manejar un poco el partido; eso sí, el equipo estaba convencido y sabía lo que quería, manejó el partido con oficio, inclusive erramos un claro mano a mano y después vino el gol del penal", describió Montaño por el tanto convertido por Fernando Acevedo (27'), que sentenció el pleito y le dio el pase a la final.
El seleccionado de Salta llegó como un equipo desconocido y se podría decir que hasta fue subestimado. "Cuando llegamos todos nos miraban de un modo distinto, las otras delegaciones no entendían nada pero con el pasar de los partidos nos fuimos ganando el respeto, ninguno de los otros equipos quería enfrentar a Salta en semi", dijo orgulloso el DT.
"Fuimos largamente la sorpresa, veíamos los diarios y el candidato era Comodoro Rivadavia porque tiene muchos jugadores de la CAI, nosotros no figurábamos. Es más, en la organización tuvieron que hacer modificaciones en el hotel porque no esperaban que lleguemos a esta instancia. Muchos padres que nos acompañan también cambiaron sus pasajes para poder estar en la final", explicó Montaño.
De este modo, Salta jugará por tercera vez la final de este torneo juvenil, en las anteriores perdió en Salta y en Tandil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia