Sin Leo Messi pero con otros nombres ilustres y el entusiasmo que siempre produce la presencia de una Selección argentina, esta ciudad recibió anoche al equipo de Edgardo Bauza. El plantel había partido a las 14 desde Ezeiza en vuelo chárter, después de la práctica matutina y del almuerzo. Hubo una parada en Manaos para recargar combustible y seguir viaje al aeropuerto El Vigía. Allí el plantel bajó del avió y se subió al bus que lo esperaba en la pista. Faltaba solo una hora y media de ruta de montaña hasta el hotel Convención Botique. Un fuerte operativo policial custodiaba la llegada del plantel. A pesar de la hora, no faltaban los fanáticos y curiosos, tanto en el aeropuerto como en el hotel, que aguardaron la llegada del seleccionado para ver de cerca a los jugadores.
El plan para hoy no romperá la rutina de los viajes. El plantel argentino hará el reconocimiento del estadio Metropolitano, a las 18. Allí habrá un trabajo más de reacondicionamiento físico para reponerse del viaje que una sesión táctica. Por eso, el entrenamiento matinal en Ezeiza previo a la partida fue importante para observar la presencia de Rojo, Banega y sobre todo, la de Erik Lamela.
Tras la práctica, Edgardo Bauza dará la obligada rueda de prensa. ¿Confirmará a los titulares? Será divertido presenciar el juego de las medias palabras si el Patón decide guardar la información.
Maurian Zamudio, directora del Servicio Autónomo del estadio Metropolitano dijo habrá 40 agentes permanentes custodiando al plantel argentino y que el dispositivo de seguridad empleará a alrededor de 2000.
La Selección ya tenía compañía a su llegada a Mérida. Conocida la difícil situación política de Venezuela y las informaciones sobre desabastecimiento, un grupo de "adelantados" de la AFA liderados por el jefe de seguridad, el ex comisario Carlos Capucetti, está instalado aquí desde el sábado. Capucetti revisó los planes de las autoridades locales para proteger al plantel y también garantizó que el cocinero que viajaba con los jugadores y el cuerpo técnico tenga todos los elementos necesarios para los servicios. Básicamente, dos desayunos, dos almuerzos y una cena. Trajeron papel higiénco, jabón de tocador, champúes y pasta dental aunque esos elementos estaban asegurados en el Convention Boutique, dijeron los administradores del hotel.
El Metropolitano es relativamente moderno ya que fue construido para la Copa América de 2007, torneo por el cual se jugaron tres partidos. Lo utiliza el Estudiantesy fue elegido para este partido por la misma razón que se trata de aprovechar la ventaja geográfica, como la altura de La Paz o la humedad y temperatura de Barranquilla: La Selección jugará mañana ante Venezuela a un poco más de 1600 metros sobre el nivel del mar y con unos 22 grados de temperatura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia