Una gimnasta de Corea del Norte y una de Corea del Sur se tomaron unaselfie que significó un pequeño instante de unidad entre ambos países, algo que solo se puede lograr en un evento donde los valores del deporte están en su máximo esplendor, como los Juegos Olímpicos.

Las protagonistas de esta emblemática imagen son la norcoreana Hong Un-jong, de 27 años, y la surcoreana Lee Eun-ju, de 17 años, quienes se fotografiaron durante un descanso mientras se entrenaban para las competencias de gimnasia.

Ambos países están en guerra entre sí y las relaciones han empeorado en los últimos meses, con los recientes lanzamientos de misiles desde Pyongyang. Pero esto no impidió que la pasión por el deporte provoque sonrisas, charlas y una inolvidable fotografía entre atletas.

La joven Lee, de solamente 17 años, disputa en Río de Janeiro sus primeros Juegos Olímpicos. Pero Hong, en cambio, se convirtió en la primera gimnasta de Corea del Norte en ganar una medalla olímpica, cuando obtuvo un oro en Beijing 2008.

Esta fotografía de unidad entre Corea del Norte y Corea del Sur se suma la gran imagen tomada en las fases preliminares del beach voley femenino, donde una egipcia y una alemana disputan la pelota con vestimentas totalmente opuestas, que reflejó un enorme contraste cultural.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia