Fernando Cavenaghi, quien anunció su retiro de River luego de levantar la Copa Libertadores, tras la victoria ante Tigres en el Monumental cumplió su promesa. El instante de gloria del Torito con el trofeo en brazos quedó inmortalizado con un tatuaje en su pantorrilla. Todavía sin definir qué le deparará su futuro profesional, el goleador dio otra muestra de amor incondicional hacia el millonario y mostró su nuevo tatoo en las redes sociales. Ya había demostrado su amor por los colores al haber regresado al club en el peor momento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia