El segunda línea de Los Pumas Mariano Galarza quedó hoy definitivamente marginado del Mundial Inglaterra 2015, al ratificar la World Rugby su sanción de nueve semanas por conducta antideportiva contra un rival y dejar sin efecto la apelación presentada por la Unión Argentina de Rugby (UAR).
La medida fue reafirmada esta mañana en las oficinas del estudio Clifford Chance, en Londres, por un Tribunal disciplinario que conformaron un miembro escocés (Lorne Crerar), un canadiense (Graeme Mew) y otro neozelandés (Robbie Deans).
Las pruebas presentadas por los dirigentes argentinos (Néstor Galán, Jaime Barba, Fernando Rizzi y Víctor Luaces) no convencieron, por lo que Galarza deberá cumplir su inhabilitación hasta el 26 de noviembre próximo. Ese plazo no sólo lo deja fuera de la Copa del Mundo sino también le impedirá jugar un amistoso con los Barbarians, previsto para el 21 de ese mes en la capital inglesa.
El segunda línea recibió la sanción por una falta sobre el neozelandés Brodie Retallicky en el partido que Los Pumas perdieron con los All Blacks, últimos campeones, el domingo pasado en Londres por la primera fecha del Grupo C.
El jugador del Gluocester inglés impactó la zona de los ojos de su rival y, pese a declarar que lo hizo sin intención, el Comité Disciplinario de la World Rugby entendió que su acción fue "contraria a una buena conducta deportiva".
De esta manera, Los Pumas completarán su participación en el torneo con un plantel compuesto por 30 jugadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia