Un terrible hecho de violencia se vivió en la liga de fútbol de Egipto. Hossam Hassan, entrenador del Al Masry, se enojó con un un fotógrafo que lo retrató en medio del tumulto y lo empezó a perseguir por toda la cancha. El reportero gráfico trastabilló, cayó al piso y Hassan aprovechó para golpearlo, sacarle la cámara y estrellarla contra el suelo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia