San Lorenzo jugará mañana el partido más importante del año y de su historia. Enfrentará al Real Madrid en la final del Mundial de Clubes. Saldrá a la cancha a pelear por la corona que todos le dan, en forma anticipada, al conjunto que dirige Carlo Ancelotti. "Por lo que pude ver, creo que en las apuestas estamos algo así como 23 a 1, pero yo apostaría unos cuantos euros a favor de San Lorenzo", asumió el presidente del club de Boedo, Matías Lammens, en una nota con el diario Olé desde Marruecos.

El ciclón será rival del mejor equipo de Europa en la última temporada. Lammens lo sabe pero respalda a su equipo y anima a pensar en un triunfo histórico. "No tengo dudas de que para San Lorenzo es mejor ir de punto. Le va a quitar presión y el partido, ya de por sí, estimula mucho", explicó.

San Lorenzo pasó de ser favorito a no tener posibilidades de ganarle al equipo "merengue". Pero el presidente cuervo tiene en claro que en el fútbol todo puede ser posible. "El Auckland tiene un presupuesto inferior al nuestro y nos hizo un partido complicado. Es lo más lindo y atrapante que tiene el fútbol: que el débil puede vencer al poderoso" "El Auckland tiene un presupuesto inferior al nuestro y nos hizo un partido complicado. Es lo más lindo y atrapante que tiene el fútbol: que el débil puede vencer al poderoso", señaló.

Ancelotti pondrá a todas las figuras que tiene. Jugarán Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Gareth Bale y Karim Benzema. Lammens dejó una frase que simboliza lo que piensa y siente San Lorenzo en estas horas. "Cristiano puede valer más que todo San Lorenzo, pero no nos subestimen".

En los últimos días se instaló en España la posibilidad de que el ciclón" salga a jugar un partido violento. El presidente se plantó y le tiró la pelota a su rival. "Me parece peyorativo que hablen así de San Lorenzo. El Madrid no debe temer eso, al contrario. Y en todo caso, San Lorenzo también tendría que preocuparse por Pepe: muchas veces vimos como le pegaba a Messi y no dijimos nada" "Me parece peyorativo que hablen así de San Lorenzo. El Madrid no debe temer eso, al contrario. Y en todo caso, San Lorenzo también tendría que preocuparse por Pepe: muchas veces vimos como le pegaba a Messi y no dijimos nada", aseguró.
Lammens tiene una sonrisa tatuada en la cara. Su mandato junto a Marcelo Tinelli a dado sus frutos. El club pasó de pelear el descenso a dormir en un lujoso Hotel de Marruecos esperando por la final del Mundial de Clubes ante el Real Madrid. "Me pone feliz que San Lorenzo esté en este lugar, lo primero que pienso es eso, dónde pusimos a San Lorenzo, y me enorgullece mucho", sostuvo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia