El día después de Lanús campeón del torneo de Primera División se dio entre los festejos extendidos, el orgullo del presidente Nicolás Russo y la proyección al futuro, con la segura venta del marcador central Gustavo Gómez y la incógnita sobre el futuro del goleador José Sand.
“Este es el mejor Lanús de la historia”, opinó Nicolás Russo, su presidente. “Este campeonato es producto de un orden dirigencial y un trabajo muy duro. Hace treinta y ocho años se refundó el club, pasamos de una cancha de madera al estadio que tenemos hoy”, resaltó el dirigente. Este Lanús enamoró a sus hinchas con una evolución del equipo que dirigió durante dos años y medio Guillermo Barros Schelotto, campeón de la Copa Sudamericana 2013. “Quedó demostrado que Lanús fue el mejor equipo, no sólo por el partido de ayer. Tuvo la delantera más goleadora, la valla menos vencida, la manera en que jugó. Por ahí en una jugada la tocaban veinte veces. Han demostrado una hombría, una valentía espectacular”, analizó en declaraciones al canal TyC Sports. En ese contexto, Russo reconoció que para armar el actual plantel intentaron reforzarse de “manera austera”, porque ya no podían seguir pagando la misma cantidad de dinero en sueldos. “Nosotros cerramos la unidad del club, antes de las elecciones, con la idea de bajar el déficit operativo. Sabíamos lo que se venía en el país y que iban a bajar los ingresos. Hablamos claramente con Guillermo y Gustavo, que no podíamos hacer frente a ese contrato y lo entendieron. Bajamos algunos contratos importantes y nos reforzamos con muy poco dinero”, remarcó el presidente granate.
Respecto a lo que viene, Russo ya se concentra en las posibles bajas que tendrá el plantel y cómo armará el equipo para que mantenga la competitividad. Ante el interés de Boca por el zaguero paraguayo Gustavo Gómez, Russo admitió que “si hay más plata en un club de la Argentina” lo vendería al mercado local, aunque aclaró que será al “mejor postor”. “Hay un compromiso de venderlo a Gustavo, ya hubo una oferta del Porto de Portugal. Hay varias propuestas del exterior y de Boca. El que mejor pague, es la propuesta que nosotros vamos a aceptar. Hoy el fútbol está complicado, el tema económico tiene muchísimo que ver. Si hay más plata en un club de la Argentina, lo vamos a vender acá”, sostuvo. Otro Gómez, José Luis, el lateral derecho que fue vital en un esquema de constantes ataques directos por la banda, debe solucionar su continuidad, en virtud que el préstamo con Racing vencerá y Lanús debe poner el dinero para comprar su pase.
Uno de los trabajos más importantes que tendrá el presidente Russo en los próximos días será saber qué pasará con el goleador José Sand, autor de 15 tantos en sus 17 partidos en el campeonato 2016. Y era todo color de rosa hasta que el propio delantero, que tiene un año más de contrato, le abrió la puerta al misterio y dejó una frase resonando dentro del vestuario granate. ‘Quiero disfrutar, estar con la familia y tomarme una semana para analizar qué hago. Ahora voy a ver si sigo. Tengo 35 años, logré dos campeonatos con esta camiseta y el amor que tengo con los hinchas nunca se va a acabar, pero hay gente adentro del club que en su momento no estuvo presente cuando la necesité”, indicó. Ese “en su momento” hace referencia a los tiempos en los que el centrodelantero andaba de club en club y, de hecho, varias veces Lanús miró para otro lado cuando tuvo las chances de reincorporarlo. Lo cierto es que a pesar de sus palabras, los dirigentes quieren retenerlo para la próxima Copa Libertadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia