Daniel Cáseres fue proclamado ayer en asamblea como el nuevo presidente de la Liga Salteña de Fútbol con el consenso de la mayoría de los clubes, que ya le habían dado su voto de confianza en la elección interna de fines del año pasado, que resultó ser determinante para que el actual titular de Pellegrini suceda a Sergio Chibán en el sillón de la Gurruchaga, tras doce años del saliente conductor en el cargo.
Sin oposición, resistencia ni listas antagónicas, tras los formalismos que demandan el estatuto, el flamante presidente liguista adelantó lo que espera para su gestión, en diálogo con Alentandooo. Y dejó en claro que no estará bajo la sombra de Chibán y que pretende imponer un estilo dirigencial propio. "Quiero darle a la Liga mi impronta personal. Continuar el trabajo de Sergio es sencillo, porque está todo en carriles y muy bien llevado. Yo ahora vengo a tratar de direccionar un objetivo a partir de un pensamiento personal, que obviamente lo compartiré con los dirigentes. Hay un antes y un después en materia de infraestructura en lo que a Liga se refiere. Comenzaremos a pensar en este momento mucho más en los clubes y sobre todo en las inferiores", aclaró Cáseres, para luego ahondar: "Las expectativas son que la totalidad de los proyectos que estamos volcando sean consensuados por todos los dirigentes, que las ideas surjan a través de discusiones, intercambios. Y lo que resulte sea la idea más potable. Acá lo que vuelan son las palabras y hay que concretar todo lo que se habló, hay que priorizar las acciones", expresó.
A la hora de mencionar los puntales de su gestión, el titular adoquinero (seguirá presidiendo a Pellegrini, aunque se tomará una licencia) enumeró:
"Mi idea es ahora priorizar el aspecto humano, todo lo que sea capacitación, formación, darle los elementos necesarios, los técnicos necesarios, los campos de juego necesarios a los chicos. Y también profundizar en cuestiones que necesito ir desarrollando a nivel gobierno y en el aspecto de la asistencia social, la asistencia médica. Por ahí no nos damos cuenta y gran parte de nuestros componentes adolecen de ese servicio sanitario. Vamos a ver cómo se puede trabajar en eso. Al principio es una idea, pero tengo toda la ilusión de que pueda concretarse", anheló.
Por último, como para dejar en claro que dentro de la continuidad de objetivos, intentará marcar su propio camino, Cáseres consideró: "Sergio dejó una vara muy alta, pero yo no conduciré mi accionar a intentar superarlo. Ojalá pueda superarlo. Pero las medidas serán diferentes, voy a orientar mi accionar hacia otro aspecto".
Cáseres designará a Chibán como uno de los tres vicepresidentes, Blanca Chacón Dorr será la Secretaria General y Adolfo Resina el Tesorero, dentro de este reacomodamiento de piezas en el Comité Ejecutivo. El C.E. liguista consta de nueve miembros y Cáseres tendrá un plazo de 9 días para oficializar 5 cargos (los cuatro restantes serán elegidos por el Consejo Auxiliar, conformado por los delegados de los clubes).

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia