La exposición realizada durante la jornada por Tebas ante los representantes de distintas instituciones argentinas en el predio de AFA en Ezeiza fue considerada como 'atractiva e interesante' por los concurrentes, generándose resistencias en la mayoría de quienes previamente se oponían a ella por la premura con la que se la pretende poner en marcha (para el inicio de la temporada 2016-2017 de agosto).
Para entender de qué se trata la Súper Liga y como funcionaría en el fútbol argentino, Tebas dejó hoy las siguientes pautas bien específicas que ayudaron a clarificar el panorama:

1º- Volver al torneo de 20 equipos en primera división y la B Nacional, las dos categorías que compondrían la Súperliga, ya que desde la Primera B a la D, así como los certámenes correspondientes al Consejo Federal y el seleccionado argentino, su principal fuente de ingreso, quedarán bajo la órbita de la AFA. Para llegar a esas cifras la idea es hacer descender de a cuatro equipos en cuatro temporadas y subir de a dos.

2º- La AFA también mantendrá bajo su tutela el Tribunal de Disciplina y también la designación de los árbitros para los partidos de todas las categorías, pero no así en todo lo que tenga que ver con la Súper Liga.

3º- El calendario seguirá teniendo la impronta europea, jugándose los torneos de agosto a junio, pero desaparecerán los promedios del descenso, y deberán respetarse a rajatabla fechas y horarios, tal como sucede en el Viejo Continente. La Copa Argentina seguirá jugándose también bajo el contralor de la AFA.

4º- La AFA tendrá representación en la Conmebol, donde la idea es proponer que la Copa Libertadore y Sudamericana sean anuales.

5º- Los ingresos por derechos de televisión de la Súper Liga podrían triplicarse y para eso se licitarían hasta 2030, pero manteniendo la gratuidad hasta 2019, cuando vence el contrato de Fútbol para Todos. Después sería pago.

6º- La iniciativa de crear un canal de televisión temático por donde se emita la actividad del seleccionado y las categorías menores, además de futsal y otros eventos, no avanzaría, porque todo lo producido por el representativo nacional en concepto de ingresos sería también para la AFA.

7º- La distribución de los ingresos se realizará de la siguiente manera: Del total de lo que se perciba por derechos televisivos, el 80 por ciento irá a los clubes de primera división y el otro 20 por ciento se repartirá en partes iguales entre la B Nacional y la AFA, con un 10 para cada uno. A su vez los clubes de primera de la Súperliga repartirá la mitad de ese 80 por ciento en partes iguales para todos y el resto por porcentajes que estarán relacionados con el rating televisivo, el mérito deportivo (por ejemplo hoy dos chicos como Lanús y Godoy Cruz estarían entre los principales beneficiados) y cantidad de socios.

8º- El 10 por ciento que recibiría la AFA de los derechos de televisión de los clubes de primera y B Nacional deberá utilizarlos para sostener a las categorías B, C y D, más las que participan de los torneos del Federal A, B y C.

9º- Para sanear las cuentas de los clubes ninguna institución podrá contraer nuevas deudas, bajo el riesgo de sufrir sanciones deportivas si lo hacen. Para favorecer esto se creará un Fondo de Inversión con el objetivo de remodelar los estadios de primera división y la B Nacional que están comprendidos por la Súper Liga.

10º- La AFA recibirá dinero que se obtendrá del 90 por ciento (80 de primera y 10 de la B Nacional) de los derechos de televisación de los partidos de la Súper Liga para facilitar que los clubes vayan saldando las deudas que mantienen con ella.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia