Con la mira puesta en las semifinales del próximo sábado, Las Leonas enfrentarán hoy, a partir de las 20.30, a China en el cierre de los cuartos de final del Champions Trophy de hockey sobre césped que se disputa en Mendoza.
Previamente, desde las 13, Holanda enfrentará a Alemania en una nueva edición del clásico europeo, cuyo ganador enfrentará al vencedor del encuentro entre las argentinas y las asiáticas en la penúltima instancia del certamen que marca la despedida de la actividad de la rosarina Luciana Aymar.
A las 15.30, en tanto, Australia chocará con Japón, mientras que a las 18 Nueva Zelanda enfrentará a Inglaterra en el otro cruce de la primera instancia de eliminación del torneo.

Después de adjudicarse el primer puesto de su zona enfrentando a tres rivales complicados, Argentina afrontará hoy su partido más accesible ante un adversario que hasta el momento no ganó y ha marcado un solo gol en tres partidos.
Las chinas no son las de la década pasada. Hoy atraviesan un momento discreto y si bien sus contragolpes veloces siguen siendo peligrosos, no deberían representar un escollo para un equipo argentino que viene creciendo a lo largo del certamen.
"No creo que vaya a ser un rival sencillo. Le hicieron un gran partido a las neocelandesas pese a caer derrotadas", señaló el entrenador del equipo argentino, Santiago Capurro. Y añadió: "Vamos a salir a presionarlas como hicimos en cada partido del torneo. Trataremos de arriesgar de movida con mucha gente adelante, pero sin descuidarnos atrás porque ellas tienen un muy buen córner corto".
Con respecto al ánimo de jugadoras y cuerpo técnico cuando se enteraron que Holanda podría ser el rival en semifinales, Capurro confió: "En ese momento estábamos en un restaurante cenando y pasándolo bárbaro. Y la noticia no nos cambió en nada. No nos movilizó porque estamos concentrados en mejorar nuestro juego sea cual fuese el rival que nos toque enfrentar".
Lo cierto es que Holanda, si supera a Alemania, sería el rival en semifinales, pero antes de ello hay que pensar en China, un adversario que no parece de temer aunque nada está dicho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia