Sebastián Ranciglio fue de entrada contemplativo con el juego fuerte de la visita e inflexible con el local. En el complemento no cobró un clarísimo penal para Gimnasia, tras una clara mano de Zules en el área. Y a los 17’ de la misma etapa omitió otro penal contra Bazzi y, por el contrario, expulsó al lateral, quien había recibido con justicia la amarilla minutos antes, por considerar que había simulado la falta.
Para colmo, Ranciglio estuvo observado ayer por el exárbitro internacional Gustavo Bassi en representación del Sadra.

Un regreso

Para contrarrestar las bajas de Bazzi y Ramasco por sanción, contra Talleres en el Kempes podrá volver Pablo Motta. En una tarde de furia, ayer también vio la roja el A.C. de Bianco, Germán Noce, por exceso verbal.

La mano de Zules en el área, claro penal para Gimnasia que ignoró el árbitro
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia