QuĂ© lindo serĂ­a volver a ver al olvidado estadio Dr. Luis GĂŒemes lleno de gente albergando un partido de Central Norte. Y la verdad es que el club cuervo tambiĂ©n puede montar una tribuna tubular como lo hizo Mitre el domingo; no una, sino dos. TambiĂ©n puede alquilar baños quĂ­micos como lo hizo Mitre y poner en uso los que ya tiene.
El predio de Central muestra mejoras y otro semblante con respecto a otros años; estå igual de limpio que el de Mitre y la Policía, por su parte, puede sitiar la Bombonera cuerva tal como lo hizo con el Pascual Soler. Si a esto le sumamos un fuerte cacheo, el derecho de admisión y el sistema de huellas dactilares, Central podría estar en condiciones de jugar algunos partidos en su cancha.
Pero, es mĂĄs cierto que la divisiĂłn de los barras puede ser tan sangrienta como se lo propongan y voltea cualquier posibilidad de regreso. Encima, entre ambas facciones se repartirĂ­an las dos tribunas de cemento quitĂĄndole la poca comodidad del estadio al verdadero hincha. Y amĂ©n de que tampoco hay una decisiĂłn polĂ­tica al respecto, ni la relaciĂłn suficiente como para que la Liga Salteña interceda, tambiĂ©n es cierto que hoy, un hipotĂ©tico regreso de Central a su cancha generarĂ­a tal expectativa en los hinchas que no habrĂ­a lugar para todos. Y menos con el privilegio que hoy tienen los barras. Pero aĂșn en este caso se necesitarĂ­a ya de un nuevo estadio y tribunas mĂĄs grande. Por lo menos para ese histĂłrico e hipotĂ©tico partido que sigue estando lejos de poder convertirse en realidad.
Por todo esto es que Central Norte no puede hoy mås que jugar partidos del Torneo Anual de la Liga Salteña, mås allå de las ganas y la razón que les asiste a los dirigentes.

¿Qué te pareció esta noticia?

SecciĂłn Editorial

ï»ż

ComentĂĄ esta noticia