Los superclásicos son superclásicos: se jueguen en por los puntos, en la Boca, en Núñez, en el Mar, en las sierras, a orillas de la Cordillera o en la Luna. Y no pierden su esencia. No hay amistosos ni el "nada" en juego con el que suelen justificarse los partidos de pretemporada. Es un duelo especial que trasciende las fronteras, las circunstancias y el tiempo.
Y luego de la polvareda que desató el primer episodio del verano entre River y Boca, con victoria de los xeneizes en Mar del Plata, el que se viene, que se disputará mañana a las 22 en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, promete mayores emociones. La queja de los del club de La Ribera por el juego fuerte de los jugadores millonarios en el primer clásico (puntualmente, la patada de Leonel Vangioni que fracturó al joven juvenil Cristian Pavón) elevó el voltaje de este nuevo duelo, en el que ambos llegarán "agrandados": Boca por vencer a Vélez y meterse en la Copa Libertadores y River por llevarse la Copa de Oro goleando a Independiente.
Quien tiñó de "picante" la previa fue Fernando Cavenaghi, quien salió a responderle a los quejosos boquenses. Soy amigo de Vangioni, es una gran persona. Me pareció que tenía que defenderlo. Para hablar hay que conocer a las personas, la patada de Gigliotti fue peor. No hay que hablar de más", chicaneó el Torito.

River irá con lo mejor y Boca con el muletto

Mientras el DT de Boca, Rodolfo Arruabarrena, optará por incluir en cancha una formación alternativa, su colega de River, Marcelo Gallardo, irá con lo mejor que tiene a Mendoza para el segundo superclásico del 2015. Con el relax luego de haberse llevado el primer superclásico y tras el alivio de haberse metido a la fase de grupos de la Copa Libertadores al vencer a Vélez Sarsfield el pasado miércoles, el entrenador xeneize determinó poner los suplentes ante River, aunque en las últimas horas algunos de los titulares le pidieron estar y jugar el duelo con el millonario en la provincia cuyana. Daniel Díaz, que necesita minutos de fútbol, tiene muchas posibilidades de jugar. Con relación a los refuerzos, Luciano Monzón se ubicará en el lateral izquierdo y Marco Torsiglieri, si le llega la habilitación, se adueñará de un lugar en la zaga. En el ataque jugarían Andrés Chávez y Emmanuel Gigliotti.
En River, el Muñeco pondría a los once que tiene en mente para los juegos por la Recopa Sudamericana ante San Lorenzo. Camilo Mayada por Carlos Sánchez sería la variante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia