El tiempo apremia y es hora de comenzar a tomar decisiones en Central Norte. El luto por la eliminación ante San Martín de Formosa tendrá que quedar atrás porque al club de barrio norte le urge la intervención de sus dirigentes.
Es que restan menos de 50 días para el inicio del nuevo Federal B, pautado para el 31 de julio,y nada está claro en el cuervo.
En primer lugar, la Comisión Directiva azabache deberá definir la continuidad de Héctor De Francesco, quien presentó su renuncia el domingo y la cual no será aceptada. Después, deberán elevar una nueva propuesta a Pedro Rioja para que continúe en el cargo de técnico.
Como si no fuera poco, los dirigentes tiene afrontar deudas económicas: le deben al plantel un mes y el 35% de otro. Los problemas no terminan ahí, también tienen que comenzar a dialogar con algunos jugadores sobre su continuidad, algo que será muy difícil de llevar adelante porque muchos terminaron disconformes con la forma que se manejaron los directivos de Central.
En medio de este complicado panorama aparece la figura de Leandro Beterette, quien todavía no fue intervenido de su grave lesión (ruptura de ligamentos cruzados y meniscos), los que le significará a Central Norte otro gasto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia