Ezequiel Lavezzi, quien no se presentó en el primer día de entrenamiento con el París Saint Germain y podría ser transferido a otro club, admitió que pensó muchas veces en dejar el fútbol.
"A veces pienso en dejar todo. Me da vueltas en la cabeza incluso ahora, no solamente en el pasado. No amo el mundo del fútbol porque es un ambiente gobernado por muchos intereses", confió el Pocho en una entrevista con Marca Plus.
El ex delantero de San Lorenzo, integrante del seleccionado argentino subcampeón en el Mundial de Brasil 2014, contó también que el día que se retire no continuará ligado al deporte.
"Una vez que deje el fútbol no voy a continuar en el mundo del deporte. En este momento no sé qué voy a hacer", manifestó.
Lavezzi, que sería sancionado por el PSG por llegar tarde, explicó que "lo mejor que le dio el fútbol es la posibilidad de vivir bien, descubrir nuevas culturas, pasar tiempo con mi familia cuando es posible y disfrutar todo eso. El peor aspecto es que todo está potenciado por los intereses", continuó.
El oriundo de Villa Gobernador Gálvez, de Santa Fe, negó su alejamiento del club francés, aunque tendría ofertas para cambiar de equipo (del Inter de Italia, específicamente). "Estoy en París y aspiro a alcanzar mi mejor versión. Es un club que creció mucho", señaló.
Para el Pocho, lo mejor de sí mismo es "la entrega dentro del campo", aunque confesó que no le "gustaría ser Leo Messi. Está condicionado a no poder equivocarse. A mí me gusta pasar desapercibido", aclaró.
Después de pasar fin de año en Punta del Este, Uruguay, Lavezzi comentó sus deseos para 2015: "Me gustaría ganar la Champions League o la Copa América y, a nivel personal, me gustaría vivir felizmente con mi familia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia