Oscar y Eliana, fanáticos de Boca Juniors, se volvieron los protagonistas excluyentes de la práctica en Tandil. Ellos, los enamorados, que viven y trabajan juntos en Tandil, se pidieron el día para conocer a sus ídolos y, como no lograban llegar a los jugadores, el hombre subió la apuesta con una bandera: "Me caso si logro que mi novia se saque una foto con ustedes".

El hombre de 28 años y su ahora futura esposa, de 35, llegaron a la cancha donde se entrenaba el plantel, después de varios intentos fallidos en el hotel, y logró su cometido. "¿Vos estás seguro de que te querés casar? Mirá que nosotros nos hacemos los boludos, eh, no hay problema", lo azuzaron los jugadores. Pero Oscar no se detuvo para cumplir el sueño.

"Después de mi amor por Eliana, viene mi amor por Boca. Estoy enamorado de los dos. Llevamos más de dos años de novios y queremos casarnos a fin de año. Ella me propuso esta locura hace unos días y yo acepté. No puedo creer todo lo que nos pasó", contó tras la bendición que les dio el Pachi Carrizo. Preparen los anillos, nomás...

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia