Los Cavaliers tomaron aire en su cuartel general en Cleveland liderados por su estrella LeBron James y derrotaron 120-90 a los Warriors de Golden State en el tercer partido de la Final de la NBA.
Con el triunfo los Cavaliers colocaron la serie 2-1 y buscarán igualar el playoff el próximo viernes en el mismo escenario del Quicken Loans Arena.
En su cancha, donde se han mostrado dominantes en toda la postemporada, los Cavaliers volvieron a engancharse a la serie por el título cuando parecía que su temporada se abocaba al desastre tras derrotas consecutivas en la bahía.
Y lo lograron sin Kevin Love, un habitual en el quinteto inicial, con poca ayuda de la banca y acorralando a Stephen Curry.
El Jugador Más Valioso de la liga estuvo desaparecido con apenas 19 puntos — dos en la primera mitad — tras encestar seis de 13 intentos.
James anotó 32 puntos, obtuvo 11 rebotes y repartió seis asistencias y fue secundado en el ataque por Kyrie Irving von 30 unidades, incluidos 19 en la primera parte cuando los Cavaliers ya tuvieron ventaja parcial de 51-43.
Mientras que el escolta J.r. Smith surgió como el factor sorpresa ganador al conseguir 20 puntos, incluidos cinco triples de los 12 anotados por los Cavaliers, que también dominaron en el juego interior con el pívot Tristan Thompson que aportó un doble-doble de 14 tantos, 13 rebotes y dos asistencias.
Harrison Barnes anotó 18 tantos y Klay Thompson aportó 10 para Golden State, que habían ganado siete juegos consecutivos a Cleveland — los dos primeros de la final por una ventaja combinada de 48 puntos.
Dos canastos seguidos de LeBron, el primero después de puente aéreo servido por Irving, llevaron a Cleveland a alejarse en el marcador 101-77 con seis minutos por jugar, diferencia decisiva que liquidó el pleito.
A esa altura del partido, con un marcador inremontable para los Warriors, sus astros Curry y Thompson estaban viendo el juego desde la banca, así como Draymond Green, el héroe del segundo encuentro.
Los Cavaliers siguen con una ardua tarea ya que sólo tres equipos en 69 finales de la NBA anteriores se han recuperado de un 2-0 en contra para ganar el título.
Esos equipos fueron los Celtics de Boston de 1969, los Trail Blazers de Portland de 1977 y el Heat de Miami del 2006.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia