La innovación del sistema biométrico para la detección de hinchas que cometieron infracciones a la ley de espectáculos deportivos es un gran avance para seguir combatiendo la violencia en el fútbol. Pero he aquí un problema: el presidente de Central Norte hizo público ayer que recibió quejas de socios que, según sus declaraciones, no tienen antecedentes y no pudieron ingresar al partido con Lastenia. De Francesco dejó en claro que no está en contra de que se le aplique la prohibición de ingreso a quienes se lo merecen, pero pidió una reunión del Comité de Seguridad urgente para conocer cómo funciona este nuevo sistema que se implementa en el ingreso de los hinchas al estadio.
"Hay muchas quejas de algunos socios que se vieron afectados por el derecho de admisión, por eso queríamos coordinar una reunión para que nos expliquen cuáles son los criterios. Desde marzo que no se reúne el Comité de Seguridad", declaró De Francesco.
35 lectores digitales - El ministerio de Seguri­dad despliega esa cantidad de dispo­sitivos en cada partido.
A su vez, la intención del dirigente no es "defender" a ningún barrabrava, según él mismo explicó: "Que quede claro que esto no es a favor de ninguna barra ni nada por el estilo; el que se merezca el derecho de admisión que se lo impongan y apoyamos eso. Pero tenemos que saber el criterio y la forma para que sea justo".
La intención del presidente cuervo es poder mantener una reunión con el ministro de Seguridad y el Comité de Seguridad antes del partido del domingo, al que seguramente asistirán miles de personas. Otro de los puntos que quiere tratar Central Norte es que se informen cuáles serán los operativos de seguridad que se plasmarán, considerando que en el partido del domingo con Lastenia "las mujeres y niños no pudieron entrar a las populares y esto no fue consensuado ni explicado. Queremos evitar inconvenientes".
14 personas - No pudieron entrar el lunes; 9 por anteceden­tes previos y 5 por con­travenciones actuales.
Mientras, desde el Ministerio de Seguridad, el secretario Carlos Oliver explicó el funcionamiento del sistema biométrico diciendo: "En el sistema cargamos solo los hinchas que tienen prohibición de ingreso, no hay otra persona cargada. Ayer fueron nueve los que no pudieron entrar por prohibición de ingreso y otros cinco a los que se les aplicó ayer mismo la prohibición de ingreso por nuevas contravenciones. De socios que no hayan podido ingresar, salvo que hayan sido parte de esos cinco, no tenemos información".
Oliver dijo que estuvo supervisando el domingo el funcionamiento de los lectores de huellas digitales portátiles que utiliza la Policía. Pero no supo explicar qué sucedió en las cabeceras del Martearena donde, según De Francesco, no dejaron ingresar a las mujeres ni niños. "Eso sucedió en el partido (contra Talleres de Perico) en el que encontraron las puntas en las hinchadas y, ante un posible enfrentamiento, la Policía sacó a las damas y menores de la popular. Parece que tienen poca memoria, se olvidan rápido las cosas que suceden en su hinchada", dijo.
Ahora bien, como cualquier aparato tecnológico, el sistema biométrico puede llegar a tener algún error. Sin embargo, en Central Norte tampoco pudieron confirmar los nombres de los socios que no pudieron ingresar al partido con Lastenia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia