A pocos días del arranque de un nuevo capítulo de Argentina en la Copa Davis en Gdansk, los integrantes de la Legión probaron la superficie en la que enfrentarán a Polonia y se dieron con un terreno bastante rápido. Algo que llamó la atención del correntino Leonardo Mayer, líder del equipo argentino, quien señaló lo raro que resulta para el circuito.
"Es una cancha muy rápida, ya lo imaginábamos. Es mucho más rápida que la de Bélgica porque los piques son muy bajos y es difícil jugar, pero nos vamos a ir adaptando. No hay canchas así en el circuito, es muy diferente porque casi no pica. Es la ventaja del local, la ponen como ellos quieren", graficó.
Los jugadores y el capitán Daniel Orsanic tuvieron ayer su primer contacto con la superficie dura acrílica en el estadio Ergo Arena, con capacidad para 10 mil personas.
"Estar de nuevo en la Copa Davis es un desafío. Ya se arrancó a jugar en la cancha de la serie y estamos muy contentos. No es tan difícil la superficie, pero no es cómoda. A mí no se me complica, pero con horas de entrenamiento te vas adaptando", indicó Mayer.
A la hora de analizar las posibilidades de la Selección argentina para este duelo de primera ronda, que determinará por qué peleará en el resto de la temporada, el correntino dijo: "La serie es abierta pero ellos tienen un poquito más de ventaja por la localía".
Por su parte, el capitán Daniel Orsanic confirmó sus especulaciones respecto de la superficie. "Este martes (por hoy) van a medir la velocidad de la pelota, porque hay límites que se deben respetar. No sé si está excedida, pero es rápida y no es nueva, ya se usó en Fed Cup y dos veces en Copa Davis. Respecto de Bélgica el pique es un poco más alto, pero la superficie es menos rugosa y patina más. Es más rápida. Está más pareja que la de Bélgica. Pero es lo que esperábamos, son las condiciones y tenemos que adaptarnos", explicó el capitán del equipo argentino, que este viernes comenzará a definir su suerte en la Davis.

Un duelo que abre la historia entre ambos

A pesar de los años que tiene la competencia, el choque de este viernes de los equipos de Argentina y Polonia va a dejar precedente, ya que será el primer enfrentamiento de ambos países en la historia de la Copa Davis.
De hecho, para los polacos será su primera serie de Grupo Mundial de su historia, para la que el capitán, Radoslaw Szymanic, nominó a Jerzy Janowicz, Kamil Majchrzak, Lukasz Kubot y Marcin Matkowski.
En el análisis del equipo polaco se puede decir que Janowicz, quien no figura dentro del top 100 en el ranking mundial, es el mejor jugador de Polonia aunque no atraviesa su mejor momento tenístico y arrastra una lesión en la rodilla. Por otra parte, este jueves se llevará a cabo el sorteo en el que quedarán definidos los cruces para la serie, aunque Orsanic ya tendría definido que Mayer y Pella sean los primeros singlistas.
El ganador de la eliminatoria jugará en cuartos de final con el vencedor de la serie que Italia y Suiza disputarán en Pesaro, mientras que el perdedor deberá esperar el repechaje de septiembre, donde buscará mantener su lugar en el Grupo Mundial de la competición.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia