El crack rosarino Lionel Messi, afectado por un cuadro de gastroenterocolitis, lamentó su ausencia en el entrenamiento de Barcelona de España, que congregó hoy en el Miniestadio del club a miles de fanáticos, en su mayoría niños.
"Me hubiera gustado estar en el entrenamiento de Navidad. Nunca falté, pero estos contratiempos no se pueden controlar. Deseo que los sueños de cada niño se hagan realidad", detalló Messi, que faltó al trabajo un día después de la caída 1-0 ante Real Sociedad, como visitante, por la fecha 17.
De esta manera, el capitán del seleccionado argentino de fútbol dio precisiones sobre su falta en el entrenamiento que se vio envuelta de rumores por una supuesta discusión con el entrenador Luis Enrique quien no lo incluyó en el equipo titular ante Real Sociedad.
Messi, de 27 años, tampoco concurrió a la entrega de regalos en un hospital catalán en el día previo a la celebración del día de los Reyes Mago

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia