El delantero y capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi, se mostró conforme con la actuación del equipo en la victoria ante Chile (2-1), en un encuentro que "había que ganarlo como sea".
"Este partido había que ganarlo como sea", determinó el líder futbolístico del representativo nacional minutos después de concretado el triunfo.
"Somos un equipo que deja todo en cada juego y por suerte encaminamos la Eliminatoria contra un gran rival", enfatizó el punta del Barcelona (España).

Embed

Al mismo tiempo, Messi, quien se mostró exhausto, recordó que "no fue una revancha por la derrota en la final de la Copa América".
El capitán, que se había perdido los cuatro cotejos anteriores por una lesión en su rodilla izquierda, contó: "Es complicado verlo desde afuera, me pongo muy nervioso. Tenía muchas ganas de poder volver a vestir la camiseta de la selección".
"Vamos a tener un duro partido ante Bolivia, como locales no podemos regalar más puntos", avisó en relación con el choque del próximo martes en Córdoba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia