¿Cuál es la realidad del Auto Club Salta?
El club lo tenemos a pleno, con asamblea y todos los papeles al día. Venimos laburando a full en la puesta a punto de la pista. Hemos reparado la totalidad de las carpas. Tuvimos muchos problemas con el agua y ahora funciona la red; los baños están en condiciones. Administrativamente tenemos un club saneado. Lo único que nos preocupa son los asentamientos. Cedimos diez hectáreas para el loteo de Las Colinas y con eso saneamos un fideicomiso que tenía el Auto Club con el Gobierno de la Provincia. Y ahora estamos en un nuevo juicio porque se instaló gente en la curva de Dell Acqua en el último verano.

¿La pasión por el automovilismo tapa los altos costos que cada vez hacen más difícil poner autos en pista?
Es un año muy difícil para el automovilismo deportivo, en todas las categorías y en todo el país. Todo está más caro, pero tenemos 25 autos en pista en la categoría escuela; comenzamos la temporada con 12 autos en el TP 1400 y ahora llegamos a 16 o 18. Las categorías y los reglamentos son buenos y el entusiasmo está, pero mucho se hace a pulmón.

Y hay alguna salida al tema de los costos...
Eso ya depende de cada uno. El año pasado la Secretaría de Deportes nos dio un subsidió de $20.000 por mes durante siete meses y eso lo volcamos en obras. Hemos hecho todo para que este año se pueda ver un automovilismo distinto. Mucho se hace a pulmón y el 80 por ciento de los pilotos que corren en el Zonal del NOA viven al día.

¿El TC del NOA se extinguió? ¿Ya no existe más?
Tenemos esperanzas que se realicen un par de carreras este año. El único problema que tiene el TC del NOA es de plata. Los pilotos no pueden comprar cubiertas, no pueden poner los autos en pista. El juego de cubiertas para el TP 1400 hoy cuestan $1.600 cada una y para el TC del NOA el costo llega $2.000. Los autos están, el apoyo del Auto Club también, pero lo que no podemos hacer es ir y comprarles un juego de cubiertas para todos los corredores. Todo depende del entusiasmo de los pilotos. Los estamos esperando.

¿Hay posibilidades en lo que resta del año o en 2016 de contar con alguna competencia nacional?
Hay una fecha del Nacional de Velocidad de motociclismo que está dando vueltas y estamos trabajando para traer esa fecha. Va a depender de la renovación de los pianos en la pista, esperamos terminar en septiembre y en octubre ser escenario de la competencia.

¿Y para una categoría nacional de automovilismo necesitas sí o sí el apoyo del Gobierno provincial?
Es imposible de otra manera. Las categorías quieren arreglar con los gobiernos provinciales porque así se aseguran el cobro. Es importante la movida del automovilismo, pero tampoco podes pagar cinco millones de pesos para que vengan. La ACTC nos pidió el año pasado cuatro millones de pesos para que corra el TC en Salta. Como hacés para recaudar cuatro millones de pesos y que se la lleven toda, más los gastos de organización.

Además de la renovación de los pianos, ¿que otros proyectos impulsan desde el Auto Club?
Apuntamos a que todo lo que dejó de funcionar vuelva y lo haga de la mejor manera posible. Queremos hacer un buffet en la zona de boxes para la comodidad de los pilotos y del público en general. Y vamos a realizar una movida multidisciplinaria para contar con otras actividades dentro del club.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia