Llegó el tiempo de reflexión y diálogo en Central Norte, pero también de calentura dirigencial. Es que la sorpresiva derrota con Camioneros Argentinos (2-0) y el mal funcionamiento colectivo del equipo trajeron como consecuencia un malestar general.
El primer paso para mejorar es hacer una profunda autocrítica de lo sucedido. Y así arrancó la semana el cuervo. Héctor D'Francesco, presidente de Central, antes que inicie la práctica del lunes, habló en forma personal con Sergio Oga. Luego pasó por la ronda de lavados de cabeza Ezequiel Medrán y por último el DT Marcelo Castro.
Acto seguido, el técnico azabache reunió al plantel en el vestuario y mantuvieron ambas partes un extenso diálogo que duró casi una hora. La charla sirvió para poner en manifiesto las falencias del equipo, como así también para apoyar las decisiones y el planteo táctico que propuso Castro, quien no estaría dispuesto a cambiar pese a sus evidentes errores para plantear el partido y en los cambios frente al camión.
Por otra parte, habrá que esperar hasta hoy martes para conocer con exactitud qué tipo de lesión sufrió Eduardo Burruchaga, quien ayer se realizó una resonancia magnética.
En cuanto a Sergio Oga, conductor y otra pieza clave en el azabache, el cordobés dejó entre signos de interrogación su presencia para enfrentar a Progreso, el viernes, en el Martearena, desde las 22. El Mago sufre una fuerte contractura en el gemelo de su pierna derecha y en la jornada se realizará una ecografía para determinar el grado de su lesión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia