Fue un gran triunfo que freezó el volcán catalán. El delantero rosarino Lionel Messi marcó ayer un tanto en la goleada 5-0 del Barcelona sobre el Elche, en el Camp Nou, por los octavos de final de la Copa del Rey española, en medio de la crisis y renuncias en la institución catalana.
Messi fue titular al igual que Javier Mascherano, anotó cerca del final del primer tiempo el tercer grito del Barcelona de tiro penal y se lo dedicó a la afición blaugrana.
Los otros goles del conjunto catalán los hicieron Neymar, en dos oportunidades, Luis Suárez y Jordi Alba.
Luego de la derrota ante la Real Sociedad 1-0, se desató una crisis y trascendidos entre cortocircuitos entre Messi y el entrenador Luis Enrique.
Además, los dirigentes decidieron echar a Andoni Zubizarreta, en la dirección deportiva del club, y renunció su colaborador Carles Puyol.
Incluso, Messi se ausentó de la tradicional práctica de Reyes junto a niños por una supuesta gastroenteritis y tampoco visitó hospitales para repartir juguetes.
Rápidamente aparecieron las especulaciones sobre un destino de Messi fuera del Barcelona y fue el Chelsea el que sostuvo que estaría dispuesto a desembolsar 300 millones de dólares para quedarse con la ficha del capitán del seleccionado argentino.
Después de la buena producción ante el Elche, Barcelona recibirá el domingo al Atlético de Madrid, en el partido del homenaje a Messi por haber alcanzado esta temporada el récord de máximo artillero de la Liga de España, en la antesala de la elección al Balón de Oro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia