Hincha y exjugador de Mitre, Rubén Villafáñez, hermano del Pita Villafáñez, uno de los exjugadores más reconocidos del ciclón, cumplió hace unos días cincuenta y ocho años y rememoró junto a El Tribuno su época de jugador cuando lo conocían como el Bombardero.
Hoy, a más de treinta años de haber dejado el fútbol de la Liga Salteña, es policía retirado y disfruta día a día con su familia.

¿Qué recuerda de su época como jugador?
Yo debuté a los 16 años en primera división de Mitre, cuando estábamos en la B. Al año siguiente logramos el ascenso y seguí jugando en la A. Siempre hemos sido de Mitre, mi papá y mi mamá eran de la Boedo. Después nos vinimos a La Rioja y San Felipe y Santiago, plena zona de Juventud.

¿Y aún así siguió siendo de Mi tre?
Sí, incluso me acuerdo que un domingo Juventud le ganó 8 a 0 a American Oeste y al domingo siguiente jugaba con Mitre y los changos del barrio, que me llamaban Ojito, me decían: "Ojito, les vamos hacer 16 a ustedes". Llegó el domingo que nos enfrentábamos, jugábamos con un gran equipo de Juventud con el Cabezón Choque, Berruezo, Jorge al arco, Pichicho Colque... todos jugadores hechos y con trayectoria. Y ese día le ganamos 3 a 0, yo hice dos goles. Después no los vi a mis amigos del barrio como por dos o tres semanas, todo era un desierto.

¿Cómo era usted como jugador?
Tuve la suerte de ser goleador. Jugaba de win derecho, con el Pato Morales y el Zurdo Muruaga que llegó a jugar en Vélez.

¿Y por qué le pusieron Bombardero?
Cuando estaba en la B me pusieron el Bombardero. Jugábamos con Peñarol y ambos veníamos invictos. El partido fue en Gimnasia y Tiro y le ganamos 9 a 2 y yo metí cinco goles, de ahí me bautizaron así.

¿Qué hizo cuando dejó de jugar?
Dejé de jugar siendo joven porque entré en la Policía, fui policía, me casé y me fui a vivir a Vaqueros... allí jugué en el Atlético Vaqueros hasta súper veteranos. Ahora soy retirado y juego en Mosconi, categoría 55, ahí me encuentro con excompañeros de la Policía, de otros clubes, es lindo. Lo mejor que deja el fútbol son los lazos de amistad.

Su hermano fue un gran jugador de Mitre, ¿cómo lo recuerda?
Él fue un emblema en Mitre, un señor como persona, muy querido.

¿Cuál es su sueño?
Tengo mi familia, la familia de mi hermano que también es mi familia... Qué más se puede pedir, solo que todos tengan mucha salud.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia