Fueron veintiséis partidos que equivalen a más de 40 horas continuas de fútbol en tiempo reglamentado, lo que dejaron para la Copa América recuerdos que generaron polémica, como el accidente automovilístico de Arturo Vidal, y hasta rechazo, tras el dedo alevoso de Gonzalo Jara en las nalgas de Edinson Cavani.
Finalmente el triunfo por penales del local, Chile, bajó el telón de la edición 44 del torneo.
No solo de fútbol dieron de qué hablar las doce selecciones involucradas en el torneo que comenzó el 11 de junio.
Apenas cinco días después del puntapié inicial, y con dos partidos en gran nivel en los que se posicionó con tres goles, el chileno Vidal destruyó su Ferrari al chocar con otro vehículo cuando conducía ebrio a 160 kilómetros por hora al campamento de la Roja.
A pesar del escándalo, entre el llanto del jugador hubo perdón del seleccionador Jorge Sampaoli y olvido de la mayoría de chilenos, que celebraron ayer la conquista del título, hasta hace unas horas, inédito, mientras que Argentina volvió a quedarse sin nada.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia