Bendita sea la hermosa locura del fútbol. Bendita la pasión, que se reinventa y se alimenta con amor, pero también con sacrificio, con rosas y espinas en similar medida. Esa pasión irrefrenable que no conoce de prejuicios, distancias, fronteras, dificultades. Y en esa hermosa locura están embarcados los hinchas de Central Norte, sujetos a un sueño del que no quisieran despertar sin antes palpar la realidad de un ascenso luego de más de seis años de sequía de éxitos y casi tres de pesadilla, tortura y ostracismo en el indeseable torneo Federal B. Es que los hinchas azabaches ya no quieren saber nada con la cuarta categoría del fútbol argentino, con sus canchas impresentables, sus rivales caníbales, sus ambientes espesos, sus jurisdicciones impenetrables y sus "tierras de nadie" de una competencia que no cuenta con la vidriera y la exposición de la TV y en la que todo parece estar "permitido". Ya están cansados de tragar tierra en escenarios periféricos con escasa garantía de seguridad, de las burlas constantes de sus "primos" salteños y de ver a su glorioso azabache en una categoría que parece no quedarle pintada para la magnitud de su historia; aunque, claro, aquella "chapa" no entra a jugar y no gana partidos, y por eso había que ganarse el pasaporte a esta final con fútbol. Ni más ni menos.
Por cientos de razones justificables, por las callosidades del alma que se formaron en las pieles azabaches desde aquel fatídico 3 de mayo del 2014, fecha en la cual Juventud Antoniana, por un penal, mandó al cuervo a jugar el Federal B; por tanta angustia contenida y sufrimiento arrastrado, es que el hincha de Central Norte quiere al fin esta tarde gritar campeón y conseguir el ansiado ascenso al tercer estamento del fútbol argentino, para volver a codearse allí con el santo y con Gimnasia y Tiro.

Prometieron en Alentandooo
Y con tal de ascender de una buena vez, siguiendo la consigna que lanzó el sitio web Alentandooo en su fan page de Facebook, los seguidores y fanáticos del cuervo, desde los cabuleros crónicos hasta los escépticos, se entregaron a todo tipo de promesas con tal de que el equipo de Pedro Rioja salga del pantano de la divisional más complicada y vuelva a dar la vuelta, como en Villa María o como en Misiones, pero esta vez en un Martearena virgen de ascensos (hace 23 años que nadie asciende en Salta).
A la hora de prometer, los devotos de Central parecen haberse convertido en fieles religiosos, apegados al sacramento del matrimonio, fervientes estudiosos y hasta en maratonistas, capaces de subir y bajar tres veces seguidas el cerro San Bernardo con tal de ascender al Argentino A.
Desde promesas de casamiento hasta excusas para separarse de sus parejas; pasando por anuncios de extensos peregrinajes desde Orán y San Antonio de los Cobres hasta nuestra capital, poniendo, en la mayoría de los casos, un fuerte acento en la fe, sobre todo en los santos patronos provinciales; hasta promesas de terminar una carrera universitaria. ¡Todo sea por el ascenso!

Con papelitos y banderas
Las tribunas del estadio Martearena tendrán color, ya que los hinchas de Central Norte prepararon, dentro de sus posibilidades, un gran recibimiento para el plantel. Unas 60 bolsas de consorcio con papel picado serán distribuidas desde las tribunas y también banderas de medianas dimensiones. Los fanáticos deberán ingresar el cotillón antes de las 14; así lo exigió la Policía.

Condolencias
No todo es felicidad en Central Norte. Ayer el plantel azabache se dio con la noticia de que falleció el padre de Jorge Chocobar, una persona muy querida en el club por su incansable predisposición y colaboración de manera desinteresada. Una vez que llegó la mala noticia, el plantel se unió y envió una corona con sus condolencias.

La odisea de Huracán Las Heras
Un desperfecto mecánico en el micro que trasladó al plantel de Huracán provocó una demora de alrededor de siete horas en el arribo del equipo lasherino, que pisó Salta el viernes por la noche luego de un extenuante periplo de más de 20 horas. El rival de Central fue recibido con camaradería por la dirigencia de Mitre, que le cedió el Pascual Soler para su entrenamiento de ayer.

Ascendieron Sansinena, Textil Mandiyú y Estudiantes de Río IV
Sansinena de Bahía Blanca y Textil Mandiyú de Corrientes son los dos primeros ascendidos al Federal A tras superar ayer en las revanchas de sus respectivas finales a Germinal de Rawson y Ben Hur de Rafaela, respectivamente. Los bahienses, que habían igualado 0 a 0 en la ida en Chubut, vencieron 2 a 0. Mientras que los correntinos triunfaron 1-0 como locales (0-0 en la ida).
Y al cierre del papel, Estudiantes de Río Cuarto consiguió anoche la tercera plaza de ascenso, tras igualar como local sin goles con Independiente de Chivilcoy (había ganado 2-1 en la ida).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia