En la antesala al Grand Prix de este fin de semana en España, Jorge Lorenzo sorprendió a propios y extraños con un anuncio que cambiará el tablero de juego en el MotoGP para la próxima temporada.
Lorenzo estimó que su fichaje para Ducati para la próxima temporada es una decisión arriesgada pero calculada, mientras el director de Yamaha Motor Racing, Lin Jarvis, admitió que hubiera querido continuar con él.
"Se trata de la decisión más importante de mi carrera y estoy agradecido con Jarvis por haber firmado contrato conmigo cuando tenía 18 años", contó el campeón mundial de MotoGP.
"Por el momento, estoy concentrado en los quince Grandes Premios que vienen y sigo pensando en azul (el color de las Yamaha)", precisó Lorenzo. Aunque su cambio ya es una fija para el 2017, año en el que tendrá el desafío de acostumbrarse a las máquinas italianas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia